Nuestro coltán saharaui

Desvelamos el nombre de las empresas canarias y españolas que participan en la expoliación del Sáhara ocupado.
A.R. Suárez | Canarias-semanal.com | 18-1-2010 a las 17:51 | 547 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/nuestro-coltan-saharaui

Socialmente los áridos no estén conceptuados como una materia prima de considerable valor. La realidad, sin embargo, es bien diferente. Los áridos – la segunda materia prima más consumida por el hombre después del agua- son materiales insustituibles para la construcción y las obras públicas. Constituyen los elementos básicos para la amalgama de hormigones, morteros y prefabricados en la edificación, en los  aglomerados asfálticos de las  carreteras, en el balasto de las vías de ferrocarril. Poseen, además,  otros usos importantísimos en la construcción de escolleras, micronizados, etc.

Se trata, pues, de una materia prima fundamental en la estructura productiva de las sociedades contemporáneas. Por ello, no deja de resultar curioso que hablemos del coltán (1) como generador de conflictos provocados por la codicia de las grandes potencias en el Congo y olvidemos la importancia de la materia prima sobre la cual se ha sostenido el desarrollo económico de Estado español durante las últimas décadas.

Actualmente la explotación de áridos es el subsector minero no energético más importante en cuanto a producción y valor de la producción. España ocupa en el momento presente el segundo puesto europeo en el consumo de áridos. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el primer sector productivo de la economía española – la construcción – no podría funcionar sin la importación de áridos.

Pero, ¿de dónde obtiene España una parte importante de estos áridos? En el año 2006, el reino de Marruecos exportó a España la friolera de 511.000 toneladas de Arenas Sileceas. Las Palmas, con 388.000, y Tenerife, con 51.000, son las provincias del Estado español que reciben el mayor volumen de áridos. El sector de los áridos en Canarias proporciona 540 puestos de trabajo directos en 55 empresas productoras en las 65 explotaciones de áridos activas-de las cuales 25 son canteras y 40 graveras – a los que se suman otros 2.900 puestos que corresponden a subcontratas mineras, transporte y otros trabajos.

La cifra de consumo de arena por habitante es de 9,4 toneladas en Las Palmas y de 9,6 en Santa Cruz de Tenerife. Estas cifras pueden proporcionarnos una panorámica aproximada de la importancia que tienen los áridos para economías como las nuestras, basadas fundamentalmente en un desarrollo hipertrofiado del sector de la construcción.

Aunque los datos oficiales señalan a Marruecos como el país de origen de la importación de áridos, tal etiqueta encubre una verdad vergonzante. Trata de ocultar el auténtico origen de esta materia prima clave para la  primera industria productiva del Estado español. La organización internacional “Western Sahara Resource Watch” (2) denuncia que sus investigaciones y el monitoreo que ha realizado en relación con el itinerario de esa materia prima muestran que los desembarcos de arena proceden exclusivamente de los territorios ocupados del Sahara Occidental y son almacenados en los silos de Proyecto Dover S.L (Tenerife) y Granintra S.A (Las Palmas), para su posterior envío a la fábrica del grupo Yesos Canarias S.A (propietaria del 50% de Proyecto Dover S.L) en el Sur de Tenerife y a la del grupo CEISA (Cementos Especiales de las Islas, Hormisol Canarias y Granintra) en el Sur de Gran Canaria. Estos áridos son procesados y transformados posteriormente en diversos productos como morteros, cementos, etc. 

“El transporte de arena desde el puerto de El Aaiún a los puertos canarios es continúo”, expresa con rotundidad el informe de WSRW. “Barcos areneros como el Oak o el Trio Vega, con capacidad de carga de más de 1300 toneladas, descargan la arena saharaui en los almacenes de las empresas Proyecto Dover S. L. (Tenerife) y Granintra S. A. (Las Palmas)”. El informe emitido por WSRW no deja lugar a dudas sobre la responsabilidad de las empresas canarias en  el expolio de los recursos naturales. Asimismo, WSRW  señala como cómplice  a la  Mesa de los Áridos, creada por el Gobierno Canario, por no denunciar  estos hechos y exigir la inmediata paralización de estas actividades ilegales.

No es una casualidad que en ningún momento del proceso de transformación  – subrayan los de WSRW – se especifique que el origen de los áridos utilizados en la fabricación del cemento y el mortero es el Sáhara Occidental. Como mucho, se hace un superficial comentario como el recogido en las líneas siguientes:

“….El mortero comercializado por MOESCAN, bajo licencia de Cementos Especiales de las Islas como “MORTERO ESPECIAL ENLUCIDOS”, en la Isla de Fuerteventura, se trata de un Mortero que está compuesto por cemento tipo CEM IV/A (P) 32,5 N UNE-EN 197-1:2000; y arenas amarillas procedentes de África, las cuales se encuentran recogidas en el listado del marcado CE, de la empresa PROYECTO DOVER S.L., por lo que cumplen con los ensayos que se detallan a continuación, y con todos los requisitos establecidos en la Norma UNE-EN 13139, por lo que las consideramos idóneas para la fabricación de morteros…..”.

Tal ocultamiento responde al intento de enmascarar el marco de ilegalidad y expoliación ilícita  en el que se realizan este tipo de “transacciones”. Sus protagonistas – el Gobierno español y el empresariado- tratan de camuflar el latrocinio con el inocente calificativo de “comerciales“, pero en realidad no están haciendo más que encubrir un auténtico abordaje pirático contra los recursos naturales de un país ocupado.

Las Naciones Unidas han establecido con meridiana claridad, a través de numerosísimas resoluciones, que el Sáhara Occidental es un Territorio No Autónomo, cuya descolonización está todavía pendiente, y que ésta deberá ser ejercida a través de su legítimo derecho a la autodeterminación.

La o­nU han establecido, igualmente, que los Estados miembros de esta organización deben adoptar las medidas necesarias para lograr que sus nacionales y las compañías bajo su jurisdicción pongan fin a las actividades económicas que se efectúan en los territorios coloniales en beneficio y a nombre de las potencias coloniales y de sus aliados. La complicidad existente entre Marruecos y España en la expoliación de las riquezas naturales del Sahara Occidental no solo constituye un acto de piratería comparable al realizado por el colonialismo europeo en África en el curso de los últimos siglos, sino que viola, además, los convenios internacionales suscritos por ambos países.

Si alguien tenía dudas acerca de las razones que tuvo Moratinos para participar en el secuestro de Aminetu Haidar – nos dice una activista defensora de los derechos humanos en el Sahara Occidental – las cifras que ofrecen los informes de Western Sahara Resource Watch en el tráfico ilegal de áridos, le pueden dar una pista de cuan larga y poderosa es la mano de los intereses económicos”.Lo peor de todo este asunto – añade esta activista, de reconocidas posiciones pacifistas – es que el Gobierno de Zapatero nos está metiendo en un atolladero de difícil salida futura. Entre mis amigos saharauis cada día son más los que están propugnando la vuelta a las armas. Muchos de ellos empiezan a manifestar su descontento con el proceso de arreglo pacífico que ha propugnado las Naciones Unidas. Creen que las negociaciones con Marruecos carecen de sentido, y que el impasse actual  los aleja de la conquista de su propia liberación como pueblo. Personalmente, pienso que la vuelta a la guerra sería una tragedia para los saharauis, pero también para nosotros los canarios… ¿Alguien puede pensar que resultaremos indemnes si se produce un conflicto bélico en el país vecino? Las complicidades del Gobierno español y el canario en la ocupación y explotación del Sahara  han  sido muy cantosas como para ser optimistas en ese sentido”.

Notas:

(*) Este trabajo se completa con una segunda parte titulada: “Los hombres de Marruecos en Canarias”.

(1) El coltán es una mezcla de los minerales columbita y tantalita . Es de color gris metálico oscuro y de él se extrae el tántalo.  El esta amalgama de minerales se ha convertido  un recurso estratégico, imprescindible en la fabricación de componentes electrónicos avanzados. El tántalo se usa principalmente en la elaboración de condensadores. El condensador electrolítico  de tántalo es en la actualidad un tipo bastante común de condensador presente en gran cantidad de dispositivos electrónicos, como en teléfonos móviles, ordenadores, pantallas de plasma, cámaras digitales… o proyectos de alta tecnología como, por ejemplo, los satélites artificiales enviados al espacio. Su obtención ha suscitado la codicia de las grandes multinacionales, que instrumentalizan a sus respectivos Estados, induciéndolos al intervencionismo político, diplomático y militar. El interminable conflicto  en el Congo, país que posee el 80% de los yacimientos mundiales de ese mineral, está provocado por el juego de esos intereses.

(2) WSRW es una red internacional de organizaciones y activistas que investigan y realizan campañas de denuncia de las empresas que colaboran con intereses marroquíes en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

http://www.canarias-semanal.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: