Hedge funds y el Decapita-lismo: Dime que coche llevas y te diré qué divisa hundes

http://www.letra.org/spip/article.php?id_article=3384

Después de tantos “mea culpa” por la avaricia financiera que tanto ha aportado a la actual crisis económica, es lógico pensar que algo podía cambiar en este modelo económico de casino. Error.

La semana pasada se ha hundido la economía griega y el euro vuelve a pasar una de sus peores crisis de credibilidad. Unos señores que utilizan ferraris rojos y otros coches del estilo han sido parte importante del problema. Lean, lean, otra buena historia del Decapita-lismo:

« ¿Se imagina usted que gana 5.500 euros a la hora? Tenga en cuenta que no es por cada hora de trabajo, sino por cada hora del día. O sea, también cuando duerme. Cuando come. Cuando está en la ducha. Y cuando nada en la playa junto a su mansión en los Hamptons, la zona de Nueva York en la que veranean los millonarios de Wall Street. Ahora, pongámoslo un poco más difícil: ¿Se imagina ganar eso durante 12 meses consecutivos?

Probablemente, no. Pero ese dinero, es decir 2.913 millones de euros, es lo que ganó en 2008 John Paulson, el fundador y gestor del hedge fund Paulson & Co. En ese año, su fondo, que hasta entonces había tenido un comportamiento mediocre, ganó 10.900 millones de euros. Más que el PIB de Bolivia, un país de 10 millones de habitantes.

Ahora, Paulson es uno de los tiburones financieros que está detrás del ataque contra la deuda griega, portuguesa y española de las últimas dos semanas. Es, sin embargo, muy complicado saber cuál es su verdadera parte de culpa del desplome del euro y la subida del precio de la deuda española. Los hedge funds no están regulados, y nadie sabe lo que decide Paulson en su oficina en la esquina de la calle 57 y la Avenida de Madison, en Manhattan, desde la que se ve una de las pistas de patinaje de Central Park, y cuyas paredes están adornadas con originales del pintor y escultor Sandy Calder […]

Los hedge funds son fondos de inversión de alto riesgo. Su principal característica es que están exentos de restricciones a la hora de invertir, a diferencia de los fondos tradicionales. Además, buscan obtener rentabilidad en cualquier momento del mercado, incluso cuando éste cae, por lo que su riesgo es mucho mayor y, por ello, generalmente están reservados a inversores con alta cualificación y patrimonio […]

cuando estos gestores invierten, lo hacen con volúmenes enormes de dinero. Eso convierte a esta gente en creadores de mercado más que en meros inversores. Si todas sus operaciones apuntan en una dirección, arrastran al resto de inversores a hacer o mismo. Y así se desploma cualquier mercado […]

los hedge funds siempre están al borde de la ruina o de la lluvia de millones. Por de pronto, sus comisiones son astronómicas. Normalmente, se guían por la regla 2-20. Eso significa que cada año cobran el 2% del capital invertido más el 20% de las plusvalías de la inversión. Pero algunos de ellos han llegado a cargar a sus clientes hasta la mitad de la revalorización de sus carteras.

Con semejantes comisiones se explica que, por ejemplo, James Simons, gestor de Renaissance Technologies, ganara en 2008 más de 1.600 millones de euros gracias al desplome de la banca. Y la lista de especuladores millonarios que se han hecho de oro con la crisis financiera continúa con otros nombres como John Arnolds o Raymon Dalio. Para hacerse una idea, con el beneficio del Santander en 2009 -8.943 millones de euros – sólo se podría pagar el sueldo de los 7 mejores gestores de hedge funds del pasado año […]

A pesar de la imagen de tiburones multimillonarios que se han ganado, no todos los gestores estrella de hedge funds tienen en su garaje un Ferrari o visten los trajes más exclusivos. Entre otras cosas porque el coche que conducen puede resultar definitivo para que un inversor con varios millones de euros decida confiarles su dinero.

Uno de los gestores más reputados de España reconoce que muchos clientes preguntan qué coche tiene antes de decidir si se invierte o no en su fondo: «Es una pregunta típica que sirve para hacerse una idea de tu estilo de inversión. Obviamente, si conduces un Ferrari pensarán que eres un gestor más agresivo que si tienes un Renault».»

Extraído de “’Enemigos’ del euro: así son, así actúan”. Mercados de El Mundo nº 113 – Javier Gallego, Pablo Pardo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: