Se confirma la instalación del mal llamado escudo antimisiles en Europa.

http://www.ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol287.htm
Alfredo Embid

 


Foto: Un destructor Aegis lanza el SM-3

Al parecer ya está confirmado que Estados Unidos instalará en Europa un nuevo «escudo» antimisiles tras el regateo del último año.

Según Mario Dinucci y Tommaso di Francesco, las previsiones están divididas en dos fases: [1]
1ª fase, 2010 –  2011, Estados Unidos instalará en Europa sus misiles interceptores SM-3, desplegados a bordo de sus navíos de guerra.

Las baterías de misiles Estándar-3 (SM-3), ya están presentes en el Golfo Pérsico y pronto lo estarán de forma permanente en los destructores Aegis de la Marina en el Mar Báltico, el Mediterráneo y el Mar Negro, y también en el sur de China.

El sistema SM-3 tiene un alcance de 500 kilómetros y también tiene capacidad anti-satélite (ASAT), es decir que pueden ser usados para derribar por ejemplo satélites rusos o chinos, como parte de un ataque de primer golpe.[2]

2ª fase, 2011-2015, Estados Unidos instalará una versión más poderosa de esos mismos misiles en diversas bases terrestres ubicadas en Europa central y en el sur del continente. Se prevé que serán nuevas versiones de los SM-3, mas potentes y de mayor alcance que las instaladas a bordo de los navíos de guerra estadounidenses del mar Báltico.

Por ahora los principales candidatos son Rumania y Bulgaria ex aliados de la Unión Soviética que han hipotecado sus países con la OTAN y el Pentágono.

En Polonia ya comenzó la instalación de una batería de misiles Patriot comandada por militares estadounidenses. Esta batería estará ubicada cerca de la ciudad báltica de Morag, a sólo 35 kilómetros de la frontera rusa. La base incluye las primeras tropas estadounidenses en ser posicionadas en Polonia.

A principios de marzo, un periódico polaco reveló que los planes de misiles estadounidenses en Polonia son mucho más ambiciosos que la construcción de misiles Patriot y Standard-3 : “Los EE.UU. también están interesados en la construcción a más largo plazo de silos de misiles cerca de la frontera de Polonia con Kaliningrado. Estos serían capaces de derribar misiles desde una distancia de 5.500 kilómetros de distancia … “[3]

En lugar del radar fijo que inicialmente debía instalarse en la República Checa y que despertó la oposición mayoritaria de la población, se desplegará un sistema más elaborado que combinará el uso de aviones, satélites y sensores terrestres con los que se podrá espiar el territorio ruso más eficazmente.
 
Según todas las probabilidades, Italia también acogerá misiles y otros componentes del «escudo» estadounidense. Así lo confirma directamente el propio Gates cuando habla de su instalación en el sur de Europa. Dinucci recuerda que Italia ya se sumó al plan del «escudo» a través de un acuerdo firmado por el gobierno de Romano Prodi en febrero de 2007.[4]

Manlio Dinucci y Tommaso di Francesco han planteado en un reciente artículo la cuestión esencial de “la propia filosofía de esa arma.” Han respondido a la pregunta ¿Constituye este «escudo» antimisiles que Estados Unidos pretende instalar en Europa un sistema defensivo u ofensivo? con una sencilla analogía[5]:
Para contestar esa pregunta basta con imaginar dos guerreros antiguos frente a frente. Uno está armado con una espada mientras que el otro tiene una espada y un escudo. El segundo tiene ventaja ya que puede atacar y golpear protegiéndose a la vez de los golpes de su adversario, con el escudo.
Si Estados Unidos lograra dotarse algún día de un «escudo» antimisiles confiable, estaría disponiendo de un sistema cuyo carácter no sería defensivo sino ofensivo porque tendría entonces la posibilidad de asestar el primer golpe a cualquier país dotado de armas nucleares, basándose en la capacidad de su propio «escudo» para evitar cualquier represalia”.
El término «escudo» es por lo tanto engañoso ya que le confiere un aspecto puramente defensivo y tranquilizador. Estaremos más seguros, etc.  Pero señalan acertadamente que “cuando se analiza a la luz del «equilibrio del terror» resulta que la defensa es sinónimo de impunidad. Y la impunidad de una de las partes representa una amenaza para todos.”

Además resaltan también que como los misiles estarán bajo control estadounidense,  nadie podrá saber si se trata de misiles interceptores de supuestos ataques o de misiles ofensivos.

Recordemos que Estados Unidos y la URSS habían firmado en 1972 el Tratado de misiles balísticos ABM, que limitaba ese tipo de sistemas de defensa. Este tratado que se mantuvo durante 30 años era una pieza para frenar la carrera nuclear y la posibilidad de que se desencadenase un holocausto planetario. Unilateralmente y sin dar explicaciones la administración Bush se salió del Tratado ABM en 2002, camuflando esta importante noticia con la proyección simultánea de uno de los falsos videos de Ben Laden para distraer a la población, como informé en su día. [6]

El contexto de la administración Obama, cuyo ministro de defensa Rober Gates es el mismo que tenía Bush no hay que olvidarlo, es de escalada guerrera.

No te dejes engañar. Aunque se disfrace en los medios de desinformación con el aplazamiento temporal a instalar el escudo en tierra y las buenas intenciones de reducir el arsenal nuclear estadounidense obsoleto que permitirá un avance tan importante como volar el planeta 10 veces en lugar de 12.

Estados Unidos hace oídos sordos a la demanda de los ministros de Exteriores de Alemania, Bélgica, Luxemburgo, los Países Bajos y Noruega para acabar con la presencia de entre 240-350 cabezas nucleares estadounidenses en las bases aéreas en Europa, no hay intenciones de trasladar las armas atómicas estacionadas en países no nucleares con la excusa de que los europeos necesitamos una «disuasión nuclear segura y eficaz».

El Secretario General Anders Fogh Rasmussen de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, dijo este mes que la Alianza tendrá que equilibrar las llamadas a retirar las armas obsoletas con la cantinela de que necesitamos una fuerza de disuasión nuclear “estratégica”. [7]

“Hay un montón de armas nucleares en el mundo, y un número de países que o bien las tienen, les gustaría tenerlas, o podrían tenerlas rápidamente si deciden que las necesitan. Así que hagamos lo que hagamos en apoyo del control de armamentos, el desarme debe ser equilibrado con la disuasión. [8]

Este mismo mes el jefe de la OTAN presentó en Varsovia el Nuevo Concepto Estratégico de la OTAN – Global, y su posición con respecto al uso de las armas nucleares en diferentes medios:  “las armas atómicas siguen siendo necesarios por razones de disuasión, [9]“Las armas nucleares seguirán siendo un elemento importante de disuasión creíble en el futuro. Un mundo sin armas atómicas sería maravilloso, pero mientras existan estructuras estatales que tienen como objetivo obtener armas atómicas, entonces también debemos mantener nuestra capacidad nuclear”.[10]

Es decir que la justificación de que tengamos armas atómicas estacionadas en Europa son los países que no las tienen.

Estados Unidos y la OTAN juran que el «escudo» que se instalará en Europa no está dirigido contra Rusia sino contra la amenaza de misiles iraníes, que ni tienen cabezas nucleares, ni alcance para llegar a Europa.

Recuerda que Irán o Persia no han atacado a ningún país desde la época de Ciro antes de Jesucristo, que la utilización e incluso la posesión de armas atómicas ha sido repetidas veces condenada por sus autoridades religiosas y que la Agencia Internacional de energía atómica nunca ha encontrado evidencias de un programa militar Iraní como hemos documentado extensamente en anteriores boletines.[11]

Pero si esto no te parece suficiente, debes saber que los rusos tampoco se tragan la excusa con la que nos abrevan los medios occidentales y denuncian que los misiles USA no tienen nada que ver con la supuesta amenaza iraní ni con defendernos, sino con obtener una ventaja estratégica sobre Rusia y amenazarla justo al lado de sus fronteras.
Rusia siempre se ha opuesto a los planes de la administración Bush de crear un escudo de defensa antimisiles en Polonia y la República Checa, supuestamente diseñado para defendernos de un ataque iraní.  

Según Dimitri Rogozin, enviado de Rusia ante la OTAN, el sistema de defensa antimisiles en Europa del Este es un pretexto para inmiscuirse en las fronteras de Rusia, “Los EE.UU. están utilizando a Irán para globalizar su sistema de defensa antimisiles”.[12]

El canciller ruso, Sergei Lavrov, ha denunciado la excusa que Washington y la OTAN están empleando para instalar el escudo antimisiles: “Es evidente que en la actualidad, Irán no representa una amenaza ni para los EE.UU. ni para los países europeos… Por el momento, Irán no tiene misiles capaces de atacar Europa, por no hablar de llegar a  los EE.UU., y es poco probable que desarrolle misiles de ese tipo en un futuro previsible. “[13]

El documento principal de la estrategia militar rusa publicado este año resalta que la expansión de la OTAN es una de las principales amenazas a la seguridad del país. Cita también los intentos de ampliar el bloque,  y el despliegue de misiles presentados como defensivos, cerca de las fronteras de Rusia. Además resalta el hecho de que la alianza militar está tratando de “globalizar sus funciones en contravención del derecho internacional”.[14]

El «escudo», no va a ser aceptado por Rusia de ningún modo y tendrá un efecto exactamente contrario al que pretenden hacernos creer el secretario de defensa Gates y el secretario de la OTAN Rasmussen. No solo no estaremos más protegidos, sino que lo estaremos menos, aumentará la tensión militarizada, las tropas yankis en Europa y encima nos enfrentaremos con nuestro principal proveedor energético que sigue siendo Rusia.

La hipocresía de la amenaza iraní para justificar la instalación de los nuevos sistemas de misiles resulta todavía mas clara con su instalación en el Pacífico.

Aparte de la instalación del sistema de baterías de misiles Estándar-3 (SM-3) en los barcos USA del mar de China, se ha autorizado oficialmente la transferencia de 114 misiles Patriot a Taiwán dentro de un programa de venta de armas por valor de 6.400 millones de dólares que incluyen, 60 helicópteros Black Hawk, equipamientos de comunicación para los aviones cazas F-16 taiwaneses, y buques antisubmarinos, entre otros equipos bélicos[15]. Lo que ha provocado las protestas del gobierno chino y un mayor deterioro de las relaciones entre ambos países[16].

El Ministerio de Defensa de China emitió un comunicado inmediatamente: «la intención de EE.UU. de realizar envíos de armas a Taiwán, ocasiona un serio deterioro de los vínculos militares estadounidenses-chinos, Pekín toma la decisión de suspender los acuerdos sobre visitas alcanzados en el marco del diálogo militar».[17]

El viceministro de Relaciones Exteriores de China, He Yafei, ha advertido que: ” este movimiento pone en peligro la seguridad nacional de China”. Y Luo Yuan, investigador de la Academia China de Ciencias Militares, ha preguntado: ” China no hizo nada para amenazar a los EE.UU., ¿por qué los EE.UU. desafían nuestros intereses estratégicos fundamentales?” [18]

La explicación es evidente, aunque no demasiado tranquilizadora: Todo este sistema tiene como objeto rodear a Rusia y China con misiles móviles presentados como defensivos pero que pueden ser utilizados en el marco de un primer ataque de EE.UU. púdicamente denominado preventivo, contra sus armas nucleares. 

Desde 2002 la estrategia Nuclear Estadounidense contempla la posibilidad de atacar a Rusia o a China explícitamente como ya documenté anteriormente [19]. También la de atacar a países que no dispongan de armas nucleares con las sobadas excusas habituales de las “armas de destrucción masiva” que aún esperamos que aparezcan en Irak. .

El auténtico peligro para la seguridad de las poblaciones europeas es la irresponsable política de Estados Unidos que pretende mantener su hegemonía unipolar a toda costa para seguir apropiándose de los últimos recursos energéticos del planeta. La mejor garantía de seguridad para los europeos es salirse cuanto antes de la OTAN y abandonar al imperio anglosajón en su caída antes de que nos arrastre irremisiblemente con el a nuevas guerras radiactivas.

Sobre el escudo antimisiles hemos publicado anteriormente:

– Boletín nº 204. El fraude del escudo antimisiles Alfredo Embid.
  http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol204.htm

Referencias:

  • [3] Warsaw Business Journal, March 2, 2010
  • [7] Agence France-Presse, March 3, 2010
  • [8] Xinhua News Agency, March 4, 2010
  • [9] Radio Free Europe/Radio Liberty, March 12, 2010
  • [10] Deutsche Presse-Agentur, March 12, 2010
  • [13] Russian Information Agency Novosti, March 10, 2010
  • [19] – Boletín nº 204. El fraude del escudo antimisiles Alfredo Embid.
     http://ciaramc.org/ciar/boletines/cr_bol204.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: