El acuerdo entre la Unión Europea e Israel viola el derecho internacional

IPS
Las conversaciones entre la Oficina Europea de Policía (Europol) e Israel para sellar un acuerdo para compartir información de inteligencia obvian la cuestión de la ubicación de la sede de la policía nacional israelí en Jerusalén oriental, una violación al derecho internacional.La Unión Europea (UE) decidió en 2005 que Europol, con sede en La Haya, negociara un acuerdo de cooperación formal con Israel.

Europol informó el año pasado que estaba listo el borrador, pero ahora reconoce que el asunto de la sede de la policía en territorio palestino de Jerusalén oriental no está resuelto.

“El asunto no se trató en las negociaciones” dijo a IPS un portavoz de Europol. Es una cuestión delicada, porque la UE nunca reconoció la ocupación israelí de Jerusalén oriental desde 1967 y se opone a la política de expulsar palestinos de sus casas en el barrio jerosolimitano de Jeque Jarrah, donde tiene su sede el Ministerio de Seguridad y la policía.

Algunos diplomáticos europeos criticaron el ritmo acelerado de la construcción de asentamientos en Jerusalén oriental, en el marco de la política israelí de separarlo de Cisjordania, señala un informe de marzo de 2009.

“Israel anexa de facto a Jerusalén oriental”, señala el documento.

El estado judío es uno de los países, además de Canadá, Estados Unidos y Rusia, que negocian acuerdos para compartir información con Europol.

Europol prevé tener representantes en la policía israelí, lo que implica cambiar la política de la UE, porque significaría reconocer, de hecho, la toma del disputado territorio.

Un acuerdo de cooperación policial entre la UE e Israel violaría el derecho internacional, según una alianza de sindicatos palestinos y organizaciones que promueven un movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) contra Israel.

Asesores legales del Comité Nacional por BDS señalaron que cualquier país que legitime el control israelí sobre los territorios palestinos estará contraviniendo el Cuarto Convenio de Ginebra de 1949, aprobado en respuesta a las atrocidades de los nazis en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) para proteger a las víctimas de conflictos armados, señaló Michael Deas, coordinador europeo de la organización.

Un acuerdo entre la UE e Israel en materia policial es consecuencia de varias medidas para permitir al estado judío participar en políticas económicas clave del bloque de 27 países de los últimos años.

Empresas israelíes del sector militar, que fabricaron las mortales armas utilizadas en el ataque contra Gaza de diciembre de 2008 a enero de 2009 y la tecnología de control de los asentamientos ilegales y los puestos de control en Cisjordania, están entre los beneficiarios del programa multimillonario de la UE para investigación científica, indicó Deas.

“Si la UE suscribe un acuerdo para compartir información de inteligencia con la policía israelí, será un apoyo más a su activa complicidad con la ocupación de Israel y el sistema del apartheid” añadió.

La convención que estipula las actividades de Europol, de 1995, señala que la oficina no puede procesar información obtenida en violación a los derechos humanos.

Un dictamen de la Alta Corte de Justicia de Israel de 1999 prohibió algunos métodos de interrogación al considerarlos malos tratos y torturas contra el detenido, pero hay denuncias de que se siguen empleando.

Las autoridades israelíes suelen pasar por alto las denuncias, según un informe del Comité Público contra la Tortura de Israel de diciembre de 2009.

De las 600 denuncias presentadas por víctimas desde 2001, ni una sola derivó en una investigación penal, añade el documento.

La tortura a presos palestinos por el Servicio de Seguridad General de Israel es generalizada, coincide el último informe anual de Amnistía Internacional. Entre los métodos empleados se cuentan golpes, colocar a los detenidos en posiciones de estrés para dejarlos adoloridos e incómodos y privarlos de sueño.

Israel sigue aplicando la tortura en casos considerados “necesarios” pese al dictamen de 1999, señaló Amnistía.

Otro problema para suscribir un acuerdo de información es funcionarios europeos responsables de la protección de datos de la UE consideran que las leyes sobre privacidad de Israel son inadecuadas.

Vincular las bases de datos de Europol con las de la policía israelí significará infringir el convenio de Europol, según un informe presentado por funcionarios de la oficina.

El estado judío no respeta las disposiciones en materia de protección de datos, que Europol está obligado a acatar, como que no deben ser “excesivos” ni deben almacenarse de forma indefinida.

Europol desea tener vínculos fuertes con Israel y otros países que considera socios estratégicos para quedar bien ante los gobiernos del bloque, indicó Jelle van Buuren, de la organización por los derechos civiles Eurowatch.

“Suscribir acuerdos formales de cooperación con otros países fortalecerá la posición de Europol respecto de los estados miembro del bloque” apuntó.

“Europol quiere ser un centro de inteligencia europeo” sostuvo.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=95790

rJV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: