La Comisión Europea ofrece los ‘acuerdos’ del ACTA

Karel De Gucht, comisario europeo de Comercio, comparecía el 20 de octubre ante el Parlamento Europeo para explicar cómo se encuentran las negociaciones del controvertido Acuerdo Comercial Contra la Falsificación. Más conocido por sus siglas en inglés, el ACTA se ha convertido en la enésima amenaza contra la libre circulación de conocimiento en la red.
Raúl F. Millares / Madrid
Viernes 29 de octubre de 2010.  Número 136
Concebido inicialmente como un acuerdo internacional para proteger la propiedad intelectual de “bienes falsificados y obras protegidas por copyright pirateadas en el mercado global”, el acuerdo se negocia entre diversos países de forma secreta. De Gucht respondía a una pregunta sobre las negociaciones: “¿Dónde estamos? Bueno, en dos palabras, ya casi llegamos”.

El 2 de octubre terminaba la enésima y, por ahora, última ronda de negociaciones entre la UE y otros diez países de los que se han sentado a la mesa desde 2007. Según De Gucht, “se han resuelto casi todos los temas”. ¿A qué temas se refiere? Uno de los principales quebraderos de cabeza para los potenciales firmantes del acuerdo y, a la par, una de las mayores preocupaciones para juristas y ciudadanía es cómo se van a transponer los principios del ACTA en las legislaciones nacionales.

Desde el inicio, se ha temido que este acuerdo se convierta en una ley transfronteriza que requiera, incluso, de algún organismo de naturaleza jurídica inédita que vele por su cumplimiento. La OMC, la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual y la propia ONU podrían quedar superadas. Para De Gucht no hay ningún peligro: “Sólo compromete a sus signatarios a garantizar que los titulares de derechos puedan hacer valer plenamente sus derechos si existen, cuando y donde existan. […] Contrariamente a lo que algunos parecen estar diciendo, el ACTA no trata de crear una especie de Gran Hermano”.

El discurso del comisario sonaba bien hasta que confesó lo que muchos se temían: “El ACTA define por primera vez una norma internacional para las infracciones de propiedad intelectual en internet. Internet es el entorno de mercado más global, abierto y rápido, donde circulan música, películas, libros y software. Millones de productos falsificados se negocian todos los días a través de internet. El ACTA representa un innovador nivel de armonización y transparencia de las normas aplicables a tales infracciones”.

 

Artículos relacionados:

- Los internautas europeos frenan el ACTA
- Ya sabemos por qué ACTA era secreto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: