• Base de datos para naturallymad.blogspot.com

  • Posts Más Vistos

  • Archivo Mensual

  • noviembre 2017
    L M X J V S D
    « Abr    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Blog Stats

    • 53,554 hits
  • Meta

ONU reitera derecho de palestinos a tener su propio Estado

http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?NewsID=20589

Oscar Fernandez-Taranco

29 de marzo, 2011 Los palestinos tienen un derecho legítimo al establecimiento de su propio Estado independiente y viable, afirmó hoy el subsecretario general de la ONU para Asuntos Políticos.
En un discurso pronunciado en Montevideo en representación del Secretario General de Naciones Unidas durante una reunión de apoyo de América Latina a la paz en Medio Oriente, Oscar Fernández Taranco sostuvo que es momento de hacer realidad la solución de dos Estados.

“La ocupación que comenzó en 1967 es moral y políticamente insostenible, y debe terminar”, subrayó.

Fernández Taranco recordó que el proceso de paz entre palestinos e israelíes se acerca a los plazos fijados para llegar a un acuerdo sobre el estatuto permanente y el establecimiento de un Estado palestino.

Sin embargo, las negociaciones entre las partes permanecen en un punto muerto, añadió.

En este sentido, instó una vez más a israelíes y palestinos a hacer todo lo posible por reanudar las conversaciones, lo que incluiría, entre otras medidas, ponerle fin a la construcción de asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados y cesar los ataques a civiles por ambas partes.

Anuncios

Israel-Palestina ¿Quién anexiona a quién?

 

Gus-Shalom.org

 

Traducido para Rebelión por J. M. y revisado por Caty R.

 

En una inusual sesión de madrugada, el parlamento israelí aprobó definitivamente dos irritantes leyes racistas. Ambas están claramente dirigidas contra los ciudadanos árabes de Israel, una quinta parte de la población.La primera de ellas posibilita la anulación de la ciudadanía de las personas declaradas culpables de delitos contra la seguridad del Estado. Israel se precia de tener una gran variedad de leyes como ésta. La anulación de la ciudadanía por tales motivos es contraria al derecho internacional y a convenciones firmadas por Israel.

La segunda ley aprobada es más sofisticada. Permite a comunidades de menos de 400 familias nombrar “comités de admisión”, que pueden impedir que personas inapropiadas se incorporen a la comunidad habitacional. Muy astutamente prohíbe específicamente el rechazo de los candidatos por motivos de raza, religión, etc., pero es un párrafo engañoso. Un solicitante árabe puede ser rechazado simplemente porque tiene muchos hijos o porque no cumplió el servicio militar

La mayoría de los miembros no se molestó en presentarse para la votación. Después de todo ya era tarde y también tienen familias que atender. Quién sabe, algunos incluso pueden haberse sentido avergonzados por esa votación

Pero mucho peor es la tercera ley que se espera que pase la votación final dentro de un par de semanas: la ley que prohíbe boicotear a los asentamientos. Desde sus primeras etapas hasta el presente, el texto original en bruto de este proyecto de ley se ha refinado un poco.

Tal como está ahora, la ley castigará a cualquier persona o asociación pública que llame a un boicot de Israel, así sea económico, académico o cultural. Según esta ley, “Israel” comprende cualquier empresa o persona israelí, en Israel o en cualquier territorio controlado por Israel. En pocas palabras, se trata de los asentamientos. Y no solamente del boicot de los productos de los asentamientos, que fue iniciado por Gush Shalom hace unos 13 años, sino que se ocupa también de la reciente negativa de los actores de presentar una obra de teatro en el asentamiento de Ariel y de la convocatoria hecha por intelectuales para retirar su apoyo a los académicos del Centro Universitario de ese asentamiento. También se aplica, por supuesto, a cualquier llamada al boicot de una universidad israelí o una empresa comercial israelí.

Este es un acto defectuoso en la legislación porque es antidemocrático, discriminatorio, anexionista, e inconstitucional en su conjunto. Toda persona tiene derecho a comprar o no comprar lo que desea, de quien elija. Esto es tan obvio que no necesita confirmación. Es parte del derecho a la libre expresión garantizado por cualquier constitución que se precie, y un elemento esencial de una economía de libre mercado.

Puedo comprar en la tienda de la esquina, porque me gusta el propietario, y evitar el supermercado de enfrente que explota a sus empleados. Las empresas gastan enormes sumas de dinero para convencerme de comprar sus productos en lugar de otros.

¿Qué pasa con las campañas con motivación ideológica? Hace años, durante una visita a Nueva York, yo estaba convencido de no comprar uvas producidas en California, porque los dueños oprimían a trabajadores emigrantes mexicanos. Este boicot se prolongó durante mucho tiempo y fue -si no recuerdo mal- exitoso. Nadie se atrevió a sugerir que el boicot debería declararse ilegal.

Aquí en Israel, los rabinos de muchas comunidades regularmente pegan carteles pidiendo a sus fieles que no compren en ciertas tiendas, que creen que no son kosher, o no suficientemente kosher. Estas convocatorias son comunes. Estas publicaciones son totalmente compatibles con los derechos humanos. Ciudadanos para los que el cerdo es abominable, tienen derecho a ser informados acerca de qué tiendas venden carne de cerdo y cuáles no. Hasta donde yo sé, nadie en Israel ha impugnado este derecho.

Tarde o temprano, algunos grupos antirreligiosos publicarán convocatorias para boicotear comercios kosher, que pagan a los rabinos -algunos de ellos los más intolerantes de su especie– grandes sumas de dinero a cambio de sus certificados de kashrut. De esta manera apoyan abiertamente la institucionalidad religiosa que llama a convertir a Israel en un “Estado Halajá” -el equivalente judío de un “estado musulmán bajo la ley de la Sharia“. Los sueldos de varios miles de supervisores de Kashrut y miríadas de otros funcionarios religiosos son pagados por el público mayormente secular.

Entonces, ¿qué hay acerca de un boicot antirrabínico? No puede ser prohibido, ya religiosos y antirreligiosos tienen garantizados por igual sus derechos. Así parece que no todos los boicoteos por motivos ideológicos son erróneos. Ni tampoco los iniciadores de este proyecto de ley en particular -los racistas de la escuela Lieberman, los derechistas del Likud y los “centristas” de Kadima- reclaman esto. Para ellos, el boicot sólo es un error si se dirige contra las políticas nacionalistas y anexionistas de este gobierno.

Esto se explícita en la propia ley. Los boicoteos son ilegales si se dirigen contra el Estado de Israel y no, por ejemplo, si el Estado de Israel llama a un boicot en contra de algún otro Estado. Ningún israelí en su sano juicio condenaría con carácter retroactivo el boicot impuesto por los judíos del mundo a Alemania inmediatamente después de que los nazis llegaran al poder -un boicot que sirvió de pretexto a Josef Goebbels para desencadenar, el 1 de abril de 1933, el primer boicot nazi contra los judíos (“Deutsche wehrt euch! Kauft nicht bei Juden!”).

Tampoco ningún sionista honesto encontró erróneas las medidas de boicot aprobadas por el Congreso contra la ex Unión Soviética, bajo la intensa presión judía, con el fin de derribar las barreras a la emigración libre para los judíos. Estas medidas fueron un gran éxito.

No menos exitoso fue el boicot mundial contra el régimen del apartheid en Sudáfrica, un boicot muy bien recibido por el movimiento de liberación de Sudáfrica, aunque también perjudicara a los trabajadores africanos contratados por los empresarios blancos (un argumento ahora repetido por los colonos israelíes, que explotan a trabajadores palestinos con salarios de hambre).

Así que los boicoteos políticos no están mal, siempre y cuando se dirijan contra los demás. Es la antigua “moral hotentote” de la tradición colonial, “si yo robo tu vaca, está bien. Si tú robas la mía, está mal”.

Los derechistas pueden llamar a la acción contra las organizaciones de izquierda. Los izquierdistas no pueden llamar a la acción contra las organizaciones de derecha. Es tan simple como eso.

Pero la ley no sólo es antidemocrática y discriminatoria, también es abiertamente anexionista. Mediante un simple truco semántico, y en menos de una oración, los legisladores hacen lo que sucesivos gobiernos israelíes no se atrevieron a hacer y es anexar los territorios palestinos ocupados a Israel.

O tal vez es al revés: son las colonias las que anexan a Israel. La palabra “asentamientos” no aparece en el texto. Dios no lo quiera. Como tampoco la palabra “árabes” no aparece en ninguna de las otras leyes. En cambio, el texto se limita a establecer que las llamadas al boicot de Israel, que están prohibidas por la ley, incluyen el boicot de las instituciones israelíes y las empresas en todos los territorios controlados por Israel. Esto incluye, por supuesto, Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán. Este es el núcleo de la cuestión. Todo lo demás es enmascaramiento.

Los promotores de esta ley quieren silenciar nuestro llamado a boicotear a los asentamientos, que está cobrando impulso en todo el mundo. La ironía del asunto es que pueden lograr exactamente lo contrario.

Cuando comenzamos el boicot, nuestro objetivo declarado era trazar una línea clara entre Israel en sus fronteras reconocidas -la Línea Verde- y los asentamientos. No abogamos por un boicot del Estado de Israel que, a nuestro juicio, es el que envía un mensaje equivocado y empuja a los centristas de Israel a los brazos de la extrema derecha (“¡El mundo entero está contra nosotros!”) Un boicot de los asentamientos, creemos, ayuda a restablecer la Línea Verde y a hacer una clara distinción.

Esta ley hace exactamente lo contrario. Al borrar la línea entre el Estado de Israel y los asentamientos se cae en las manos de los que llaman a un boicot de Israel en la creencia (errónea, creo) de que un estado de apartheid unificado allanaría el camino a un futuro democrático.

Recientemente, un juez francés de Grenoble demostró la locura de esta ley. El incidente implica a la empresa israelí de exportación casi monopolista de los productos agrícolas, Agrexco. El juez sospecha que la compañía cometió fraude, ya que los productos de los asentamientos se declararon falsamente como procedentes de Israel. Bien podría ser fraude, también, porque las exportaciones de Israel a Europa tienen derecho a un trato preferencial que los productos de los asentamientos no tienen. Estos incidentes se están produciendo más y más a menudo en varios países europeos. Esta ley hará que se multipliquen.

En la versión original, los que boicotean habrían cometido un delito penal y serían multados. Eso nos causaría una gran alegría, porque nuestra negativa a pagar las multas y el posterior encarcelamiento dramatizaría la situación.

Esta cláusula se omitió. Pero cada empresa particular de los asentamientos, y de hecho cada colono que se sienta alcanzado por el boicot, puede demandar –sin límite por los daños– a cualquier grupo que llama al boicot y a cualquier persona relacionada con la llamada. Desde el momento en que los colonos están fuertemente organizados y disfrutan de fondos ilimitados de todo tipo provenientes de dueños de los casinos y de turbios comerciantes de sexo, pueden presentar miles de demandas y prácticamente paralizar el movimiento de boicot. Este es, por supuesto, el objetivo.

La lucha está lejos de terminar. Tras la promulgación de la ley apelaremos a la Corte Suprema de Justicia para que la anule, por ser contraria a los principios fundamentales y constitucionales de Israel y a los derechos humanos

Como solía decir Menajem Begin: ¡”Todavía hay jueces en Jerusalén!” ¿O no?

Fuente: http://zope.gush-shalom.org/home/en/channels/avnery/1301161372/

Jerusalem bomb: Benjamin Netanyahu in security pledge

http://www.bbc.co.uk/news/world-middle-east-12843277

 

Hospital staff attend to the injuredPlease turn on JavaScript. Media requires JavaScript to play.

Click to play

Spokesman Micky Rosenfeld told the BBC Israeli police were looking for one suspect

Israel’s prime minister has pledged to act “vigorously and responsibly” to restore security after a bomb exploded at a bus stop in central Jerusalem.

One person was killed and more than 30 others were injured after the blast at a crowded bus stop in Jerusalem.

The city suffered a spate of bus bombings by Palestinian militants between 2000 and 2004 but attacks had stopped in recent years.

Benjamin Netanyahu said the attackers had sought to try the country’s will.

“They are trying to test our resolve… [but we] have an iron will to defend the state and its citizens,” a statement from the prime minister’s office said.

“We will act vigorously, responsibly and prudently in order to maintain the quiet and the security that have prevailed here over the past two years.”

Mr Netanyahu delayed a scheduled trip to Moscow – where he is due to hold talks with the Russian leadership – by several hours to meet defence and security officials after the blast.

US President Barack Obama condemned the Jerusalem attack “as well as the rockets and mortars fired from Gaza in recent days”.

He urged all parties to do “everything in their power” to prevent further violence and civilian casualties.

UN Secretary General Ban Ki-moon said such attacks were “unacceptable”.

Shattered windows

Witnesses said the force of the blast – which officials said originated in a suitcase left on the pavement near the bus stop – shook buildings over a wide area.

Continue reading the main story

At the scene

image of Wyre Davies Wyre Davies BBC News, Jerusalem


The explosion happened right in the heart of west Jerusalem – a city that has, for many years, been relatively peaceful.

The target was the No. 74 bus – its windscreen blown out by the force of the blast. There was shrapnel damage everywhere. But, unlike previous incidents, police say this was not a suicide bombing and there is now an urgent manhunt going on for someone who, according to police, left a device at the bus stop and then ran away.

Dozens of paramedics and emergency vehicles were quickly at the scene – treating more than 30 wounded people.

Such a bomb attack in Jerusalem may not have happened for many years, but it comes at a time of increased tension in Israel and the occupied Palestinian territories.

Political leaders, Israeli and Palestinian, have condemned the upsurge in violence but many observers say these are tense moments and more violence may be inevitable.

Motti Bukchin, a volunteer with the Israeli emergency service Zaka, said he and his colleagues were in a meeting nearby when they heard the blast.

“When we arrived at the site of the attack we saw two women lying in huge pools of blood on the pavement. We began resuscitation immediately and were soon joined by other medical personnel. The two women were evacuated to hospital in serious to critical condition,” he said.

Israeli police spokesman Micky Rosenfeld told the BBC they were searching for a suspect and a vehicle believed to have been used in planting the bomb.

Jerusalem was hit by a series of bombings – mostly targeting buses and restaurants – during the second Palestinian uprising that began in 2000. However, the attacks have stopped in recent years. Jerusalem last experienced a bus bombing in 2004.

The latest attacks comes amid heightened tension in the Gaza Strip.

The BBC’s Jon Donnison, in Gaza, says none of the militant factions there has said it was involved in the Jerusalem attack.

Continue reading the main story

Previous Jerusalem attacks

  • July 2008: Three killed and more than 40 injured in bulldozer attack on Jaffa Street
  • March 2008: Eight students killed when gunman opens fire at religious school in west of city
  • February 2004: Eight killed and dozens hurt in suicide blast on bus, West Jerusalem
  • January 2004: At least 10 killed in suicide bombing on bus in West Jerusalem
  • August 2003: 20 people, including children, killed in suicide bus blast in ultra-Orthodox area of Shmuel Hanavi

But an Islamic Jihad leader said a Palestinian attack would be a “natural response” to this week’s Israeli strikes in Gaza.

On Wednesday, Israeli military aircraft launched strikes east of Gaza City after Palestinian militants fired two rockets into southern Israel.

Islamic Jihad said it had carried out the rocket attacks in reprisal for the killing of eight Palestinians near Gaza City on Tuesday. Four of those killed were members of one family, two of them were children.

Hamas government spokesman Taher Nono has refused to comment on the Jerusalem explosion.

However, Palestinian Prime Minister Salam Fayyad condemned the bombing, calling it “a terrorist attack”.

Las razones de la protesta palestina del 15 de marzo

 

The Electronic Intifada

 

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Somos un grupo de jóvenes palestinos que nos hemos unido con el único propósito de dejar atrás nuestras identidades y afiliaciones políticas y hemos decidido poner nuestros mejores intereses comunes por encima de todo y bajo nuestra bandera palestina. Hemos hecho un llamamiento a realizar manifestaciones pacíficas el martes 15 de marzo por toda la nación palestina: en la Franja de Gaza y Cisjordania, en los territorios de 1948 y en la diáspora palestina, convocando a todo nuestro pueblo bajo un mismo lema: “¡El pueblo quiere que acabe la división!”

Convocamos a la acción pacífica en apoyo de la unidad en la escena política palestina bajo un mismo símbolo: la Organización por la Liberación de Palestina (OLP).

La división en la entidad política palestina ha afectado negativamente a todos y cada uno de los aspectos de nuestras vidas: social, económica, educativa e intelectualmente. Son los palestinos normales y corrientes quienes están pagando el precio de cuatro años largos de división que sólo benefician al ocupante israelí.

Nuestra campaña para poner fin a la división nació de un pensamiento que promovió el debate; algunos jóvenes decidieron hacer todo lo posible para que esta iniciativa pudiera llevarse a cabo. Día tras día, la idea fue creciendo y se convirtió en un plan y después en una decisión pública que ya no puede silenciarse, ni ante el miedo ni ante la opresión y, más importante, tampoco puede ignorarse ni olvidarse. Así es como llegamos a nuestra decisión de manifestarnos el 15 de marzo, para expresar el rechazo del pueblo ante el statu quo y las prácticas del “liderazgo” político.

Es una idea tan hermosa en su sencillez y pureza que todos los intentos de los partidos políticos por alterarla, complicarla o acusar a quienes la apoyan de estar al servicio de alguna agenda subversiva, han fracasado. Y tras descubrir que este es un movimiento auténtico que no es más que un reflejo de la conciencia del despertar del pueblo palestino, los partidos políticos se muestran consternados o confusos. ¿Reprimimos o no reprimimos?, esa es la pregunta que se están haciendo ahora.

En las últimas semanas, hemos trabajado de todo corazón para extender la idea entre la gente, animándola a participar con sus familias, a confiar en que su voz se escuchará una vez que la levanten, a creer unos en otros y comprender que estamos juntos en esto sin que importe qué afiliaciones o creencias profesamos. Hemos intentado convencerles de que uniéndose a nuestro llamamiento sobre el terreno venceremos los temores que anidan en nuestro interior, y que si nos mantenemos juntos como uno solo para proclamar y exigir nuestros derechos, nadie podrá hacernos daño ni oprimirnos.

Las manifestaciones pacíficas del 15 de marzo serán el comienzo de toda una serie de actividades y el primer día de una sentada de duración indefinida. La idea principal es que vamos a mantenerlas hasta que el “liderazgo” político entre en razón, se someta a las demandas del pueblo y emprenda acciones serias para cumplirlas. Lo que suceda a continuación está totalmente en manos del pueblo.

Este movimiento es desde el pueblo y por el pueblo. En cuanto al movimiento Gaza Youth Breaks Out (GYBO) [Los Jóvenes de Gaza estallan] y otros grupos participantes que trabajan sobre el terreno, sólo tenemos el honor de haber tomado la iniciativa. Todo lo demás depende de cómo responda la calle palestina y de la fuerza que pueda demostrar.

Las cosas no serán fáciles; hay amenazas de posible violencia de alguna de las partes o temor ante un posible caos. Pero tenemos toda nuestra fe puesta en nuestro llamamiento y en nuestro pueblo. Estamos apostando por la conciencia patriótica palestina y porque todos sabrán aceptar, respetar y saludar nuestras diferencias, perdonar el pasado y empezar de nuevo, mostrando al mundo un verdadero ejemplo de la tolerancia palestina. Nuestros llamamientos son pacíficos y nuestro único objetivo es restaurar la armonía perdida en la sociedad palestina.

La campaña para poner fin a la división es una decisión pública largamente esperada para poder extirpar y eliminar todos los temores. Hay una larga lista de razones que han hecho que la gente esté más que harta y es por eso por lo que van a hacer que se escuchen sus demandas.

Los palestinos ya han comprendido que con su silencio y sumisión a la voluntad de los partidos políticos, aceptando que les manipulen y les aterroricen, se han convertido en cómplices y por ello tan culpables como los mismos partidos.

La gente va a salir a las calles a hacer cuanto pueda para conseguir el cambio y romper el sentimiento general de indiferencia que ha estado agobiando nuestros corazones a lo largo de los últimos cuatro años.

Nosotros, palestinos, con todos nuestros diferentes orígenes, no permitiremos que nos sigan ignorando. Proclamaremos nuestros derechos como ciudadanos y seres humanos que merecen respeto, protección y reconocimiento como la única fuente de poder legítimo. Nuestro gobierno debe comprender que nosotros, el pueblo, somos una fuerza con la que hay que contar. No van a poder engañarnos con discursos y palabras, ya hemos tenido suficientes. Creemos que las acciones hablan más alto que las palabras y nosotros, el pueblo palestino, estamos haciendo nuestra parte con esta iniciativa para darle al “liderazgo” una oportunidad más para que se puedan ganar nuestra confianza.

El 15 de marzo pondremos fin a la relación unidireccional entre gobernantes y pueblo.

La división entre los palestinos tiene que acabar ya. No ha servido más que para debilitar nuestra causa, y en lugar de permanecer como símbolo internacionalmente reconocido de la lucha justa y legítima que siempre ha sido, se ha deteriorado convirtiéndose en una ilusión de autoridad y posiciones que permiten que nuestro verdadero opresor y ocupante, Israel, nos viole continuamente. Israel continúa secuestrando y encarcelando a más y más palestinos inocentes sin un juicio justo, violando nuestros territorios, destrozando nuestros hogares, arrancando nuestros árboles, robando nuestro patrimonio, bombardeando nuestras ciudades y asediando la Franja de Gaza durante cinco años consecutivos. Israel continúa violando las resoluciones de las Naciones Unidas sin que nadie le responsabilice por ello. Y si no hay un liderazgo palestino adecuado, no habrá nadie capaz de impedir que Israel siga haciendo lo que quiera.

Por eso nuestro mensaje es claro y sencillo: acabar con la división, respetar y tener en cuenta a la opinión pública palestina y trabajar por la prosperidad de los palestinos para allanar el camino con el fin de establecer un Estado palestino democrático e independiente. La unidad es una necesidad.

Nuestro llamamiento también va dirigido a todos los palestinos, sed fieles a vosotros mismos, sed fieles a vuestra causa, sed fieles a los sacrificios que nuestro gran pueblo ha hecho a lo largo de 63 años de sufrimiento. Salid a la calle el 15 de marzo, denunciad la división y denunciad a todo aquel que la provoque.

Juntos, en nombre de nuestra sagrada causa, de nuestros mártires y prisioneros, llamamos a la unidad bajo nuestra bandera palestina. No hay absolutamente ninguna duda en nuestros corazones de que nuestras manifestaciones pacíficas constituirán el amanecer de un nuevo día en Palestina, al cual cada palestino, cada palestina, sentirá que pertenece.

Rahwan Abu Shahla pertenece al Grupo de los Jóvenes de Gaza Estallan. Vive en Gaza.

Fuente: http://electronicintifada.net/v2/article11855.shtml

Experto insta a Israel a suspender demoliciones

http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?newsID=20460&criteria1=israel&criteria2=palestina

 

11 de marzo, 2011 El relator especial de la ONU sobre los derechos humanos en territorios palestinos urgió este viernes a Israel a suspender las demoliciones ilegales de hogares palestinos en Cisjordania.

Richard Falk indicó que las autoridades israelíes planean desalojar por la fuerza a 15 familias en Jerusalén Oriental para luego demoler dos edificios, donde viven 150 personas, incluyendo a niños.

La expansión de los asentamientos israelíes y la expropiación de las propiedades palestinas violan las garantías fundamentales, así como la Convención de Ginebra sobre ocupación beligerante, señaló el relator de la ONU.

En lo que va del año, Israel ha demolido casi un centenar de viviendas en Cisjordania, dejando a 175 palestinos –la mitad de ellos niños- sin hogar.

Palestinian Loss of land (maps)

Shuttle Arial View Of Palestine

Topography Of Palestine
Zionist colonies 1920

Land ownership 1945

Distribution of population 1946

UN Partition plan No. 181 in 1947


Refugees Routes
loss of land since 1917

United States vetoes Security Council resolution on Israeli settlements

 

Amb. Susan Rice explains US veto of Security Council resolution on Israeli settlements

18 February 2011 – The United States today vetoed a Security Council resolution condemning all Israeli settlements established in occupied Palestinian territory since 1967 as illegal, saying that while it agreed that the settlements are illegitimate the resolution harmed chances for peace talks.

The other 14 members of the Council voted for the resolution, which demanded that “Israel, as the occupying power, immediately and completely ceases all settlement activities in the occupied Palestinian territory, including East Jerusalem and that it fully respect its legal obligations in this regard.” But as one of the five permanent members, the negative US vote is the equivalent of a veto.

The resolution, co-sponsored by over 120 of the UN’s 192 Member States, also called on both parties to comply with their obligations under the Road Map plan, sponsored by the diplomatic Quartet of the United Nations, European Union, Russia and US, which seeks to establish a two-State solution of Israel and Palestine living side by side in peace and security within recognized borders.

It urged all parties to continue with their negotiations on final status issues in the Middle East peace process and called for the “intensification of international and regional diplomatic efforts to support and invigorate the peace process towards achievement of a comprehensive, just and lasting peace.”

After the vote Secretary-General Ban Ki-moon, in a note issued by his spokesperson, called for focusing on efforts to overcome the current impasse, in which the Palestinians are refusing to resume direct talks until Israel stops all settlement activity, and create a conducive environment for progress towards resolving all final status issues.

In explaining her veto, US Ambassador Susan E. Rice said the vote should not be misunderstood as support for settlement activity.

“On the contrary, we reject in the strongest terms the legitimacy of continued Israeli settlement activity,” she declared. “Continued settlement activity violates Israel’s international commitments, devastates trust between the parties, and threatens the prospects for peace…

“Every potential action must be measured against one overriding standard: will it move the parties closer to negotiations and an agreement? Unfortunately, this draft resolution risks hardening the positions of both sides. It could encourage the parties to stay out of negotiations and, if and when they did resume, to return to the Security Council whenever they reach an impasse.”

Palestinian Permanent Observer to the UN Riyad Mansour regretted that the Council had failed to “uphold its responsibilities” to respond to the crisis. “Our overarching goal remains to bring an end to the Israeli colonization and occupation of our land and its destruction of the two-State solution,” he said. “We fear, however, that the message sent today may be one that only encourages further Israeli intransigence and impunity.”

Israeli Ambassador Meron Reuben called for a resumption of direct talks between the two sides without pre-conditions, noting that settlements are only one of several issues to be settled in final status negotiations. “Therefore, the resolution before you should never have been submitted,” he said. “Instead, the international community and the Security Council should have called upon the Palestinian leadership, in a clear and resolute voice, to immediately return to the negotiating table.”